20 de marzo de 2018

Si, en las palabras de Bruce Malo, cambios significativos sólo ocurren a través de una inspiración, debe estar ahí una de las razones del éxito del SXSW. Una concentración de gente creativa e inquieta cambiando inspiraciones y buscando cambios. Salgo del primer día del festival inspiradísimo por Carla, Bruce y Esther.

Carla Busazi: El futuro | The anatomy of a Trend

La primera cosa que sucede cuando se llega en el SXSW es ser contaminado por un enorme sentimiento de hambre. Para administrar este sentimiento, ya escogí de pronto la conferencia de la ex editora jefe del Huffington Post y actual directora de WGSN, Carla Busazi, para dar una actualización en mis conocimientos sobre tendencia. La idea de entender la anatomía de una tendencia me pareció un camino coherente para no convertirse en rehén de las mismas.

En una presentación impecable, Carla comparte como su metodología, que mezcla ciencia y arte, traza trayectorias de tendencias que parten de los innovadores y early adopters, pasan por un período mayoritario con gran impacto e influencia, y pueden llegar hasta un estado de muerte o hibernación (sí, todas las tendencias pueden volver).

Es así que nos hace atentar que la crisis de 2008 en los EE.UU., el cuestionamiento del fast fashion como modelo, el exceso de consumo y la revolución digital influenciaron una búsqueda por autenticidad que culminó, entre otras cosas, en los food trucks, en la vuelta de las barberías, en el boom de los comercios locales. Ante la incredulidad de modelos y el cuestionamiento de comportamientos, surgen formas alternativas de consumir y expresarse. A esta macro tendencia le damos el nombre de “artesano”.

Nos llama la atención una tribu que será cada vez más importante: los activistas locales que, además de practicar un activismo en su región, no confían en grandes instituciones y consumen esencialmente productos de su localidad. Y para el futuro, apunta todavía tendencias como “inside out beauty” (belleza que se ingiere), “Spring/Summer is the new Autumm /Winter” (la caída de las estaciones marcadas, donde la ropa debe adaptarse para cualquier clima), el “Multi-Tasking mirror” (que, además de reflejar la imagen, revela cómo está su salud) y “Vegetarian Meat” (que no es un tipo carne de soja, sino vegetales saben a carne). Ah, y como las tendencias renacen, apuesta en la vuelta de las sandalias “gladiadoras”.

Bruce Mau: El mundo | 24 principles for massive change

Si el tiempo es una cuestión fundamental en el mapeo de las tendencias, Bruce Mau – ganador del Premio Cooper Hewitt’s 2016, en Design Mind Award y Chief Design Officer de Freeman – ya abre su presentación afirmando que la calidad de nuestro tiempo está directamente conectada a la calidad del diseño que tenemos a nuestro alrededor. “Cuando vivimos con un malo design, vivimos una mala vida”, en sus palabras.

Quizá por eso, a lo largo de su carrera, Bruce ha dirigido su producción a una mejor “designed life” demostrando el impacto del design en la mejora de ciudades y países, en las relaciones humanas, en las relaciones con la naturaleza, entre otros. Es de él el libro “Massive Change”, que reúne proyectos notables de design que, además de la belleza, provocan cambios positivos a gran escala, con un objetivo en común: la perpetuidad de la humanidad y del planeta.

En una presentación conmovedora, Bruce nos presenta casos como el de Guatemala, donde contribuyó a la reconstrucción del futuro del país tras un gran período de guerra. El design aquí puede hacer volver a soñar e incluso reconstruir una identidad. Con el título de “¡GuateAmala!”, el proyecto resignifica el nombre del país e inspira guatemaltecas a ser los agentes transformadores de su futuro. En otro proyecto gigantesco, Bruce está rehaciendo la experiencia de los millones de peregrinos que visitan meca para evitar pérdidas de vidas. Proyectos a gran escala y con gran impacto.

Desde su visión de design, comparte principios necesarios para provocar grandes cambios, como “Sketch: hey, everybody, let’s fail”, que apunta el error como parte fundamental de un proceso que lleva al aprendizaje; “Compete with beauty “, que afirma que todo lo que se hace antes debe tener como principio básico la belleza para competir con lo que ya existe en el mundo y atraer atención; “We aren’t separate from or above nature “, que levanta qué naturaleza y humanidad son indivisibles y “Work on what you love”.

Esther Perel: El amor | The future of love, lust and listening

Si Bruce termina hablando de amor, Esther profundiza y encara el tema. Cuando la humanidad vivía en pequeñas aldeas, teníamos pocas opciones de elección. Sin embargo, nuestras necesidades fundamentales de pertenencia, identidad y continuidad eran llenadas por un fuerte sentido de comunidad. Con el tiempo, pasamos a vivir en grandes ciudades, con más elecciones, pero más solos. Pasamos así a tener tales necesidades fundamentales – pertenencia, identidad y continuidad – depositadas en una sola persona.

Aquí está el problema de la mayoría de las relaciones amorosas hoy en día: un exceso de expectativas para una pareja, frente a una “Swiping culture del Tinder”, con miles de posibilidades de distintas personas en su touchscreen. Donde “por ti, yo eliminaría todas mis apps” es la nueva alianza de compromiso.

En sus palabras, esta realidad no debe reducirse a un desafío que necesita una solución. Porque no hay un camino solamente. Pero debe ser considerada como una paradoja que necesita ser manejada.

Ponente muy solicitada en el mundo e ícono en las terapias de pareja, Esther se pregunta aún porque en todos los eventos que participa, se habla del futuro de la alimentación, de la movilidad, de la moda y otros, pero no se habla del futuro de las relaciones. “Si pensamos que la calidad de nuestra vida está directamente relacionada con la calidad de nuestras relaciones amorosas, hay sentido en este cuestionamiento. Necesitamos pensar el futuro del amor y de las relaciones y el camino para eso es menos emojis y más escucha sincera”.

Todo esto sucedió antes de la hora del almuerzo del SXSW.